En el hecho de instalar un sistema antiincendio en la campana de nuestro restaurante, hotel, o cafetería conseguimos trabajar con la tranquilidad de que en caso de una llamarada fortuita causada tanto por aceite en llama o como consecuencia de la impregnación de grasa en los filtros de la campana extractora, nos proporciona la tranquilidad de que las llamaradas o pequeño incendio se sofoque en breve ya que consta de detectores de calor y una vez alcanzado la temperatura máxima, procede al apagado de las llamas.